Tipos de Naves Espaciales en Ciencia Ficción

Al igual que ocurre con la forma de catalogar los coches, las naves espaciales pueden dividirse por tamaños, motorizaciones y por otras clasificaciones como utilidad principal, armamentos o tipos de casco.  Es importante saber que hay muchas naves espaciales en la ciencia ficción, y que cada una tendrá características únicas de su autor. Por ejemplo, una de los más famosas es el remolcador U.S.C.S.S. Nostromo que apareció por primera vez transportando a Ellen Ripley en "Alien".  Esta posee un propulsor Yutani T7A NLS Stellar Drive, con motor Saturn J3000 y túneles de empuje Rolls Royce N66. La complejidad de las naves espaciales futuristas tienen un nivel de detalle muy alto en muchos casos.


Tipos de naves espaciales según tamaño

Quizás la clasificación más sencilla, ya que se basa únicamente en el tamaño de la nave. Dependiendo de los autores tendrán límites diferentes. Uno de los más interesantes es el de Marc Miller de Traveller, que según sus "toneladas métricas de desplazamiento" se dividen en categorías. Estas toneladas métricas corresponden a 14 metros cúbicos, que son el volumen equivalente a una tonelada de hidrógeno líquido. Esta sustituye a la Tonelada que usamos a diario, ya que esta es una medida de la fuerza gravitacional que es nula en el espacio o variable según la gravedad de los planetas, por lo que no es universal.

1. Naves Espaciales Pequeñas: Son naves espaciales hasta 100 Tm, sindo las lanzaderas las más comunes. Aquí se engloban tanto botes salvavidas como balsas espaciales, transbordadores ligeros y otras naves de transporte equivalentes. No suelen tener motores de salto (por lo que no viajan a velocidad de la luz, aunque hay excepciones como las naves de Star Wars) y su utilidad principal es de moverse entre planetas o naves en un mismo sistema. Los cazas estelares y patrulleros también se incluyen dentro de las naves pequeñas. En esta categoría también se incluyen los drones.

Ejemplos: Caza TIE de Star Wars o la Baxial de Star Trek.

2. Naves Espaciales Medianas: Hay de dos tipos: naves de sistema y astronaves. Las primeras son naves espaciales sin capacidad de salto (igual que las pequeñas) pero con más de 100 Tm. Estas son muy comunes como naves espaciales locales, ya sea para defender planetas como para hacer transportes de mercancías/pasajeros en un mismo sistema solar. Esto se debe a que al carecer de motores de salto, dicho espacio es aprovechado para portar más armas o capacidad de carga. Las astronaves son naves espaciales con capacidad de salto (motores superlimínicos) con más de 100 Tm. Estas naves son las más comunes en la ciencia ficción.

Ejemplos: Odyssey de Star Trek o la Yate Nubiano tipo H en la que viajó Amidala y Skywalker en Star Wars.

3. Naves Espaciales Grandes: Toda nave espacial con más de 5000 Tm es considerada una "Nave Capital". Estas naves espaciales pueden ser desde Cruceros de batalla hasta Portanaves o Naves nodrizas. Algunas incluso son tan grandes como planetas, albergando en su interior hangares con otras naves espaciales en su interior. 

Ejemplos: Harvester Mothership de Independence Day o la Estrella de la Muerte de Star Wars.


Tipos de naves espaciales según su Motor 

Hay dos partes implicadas muy importantes a diferenciar: Motores y Propulsores; y Plantas de Energía y Reactores. Los motores pueden ser de maniobra o de salto. Abreviadamente, los motores de maniobra son los que permiten a la nave estabilizarse en el espacio, atracar en muelles y desplazarse a velocidades inferiores a la luz (Subluz). Suelen actuar por impulso de tecnologías gravitacionales. Los motores de salto son aquellos que permiten a la nave alcanzar velocidades superiores a la luz (superlimínicos). En las naves suele haber uno de cada. Estos motores requieren de una fuente de alimentación de energia, la cual de sustento tanto a los motores como a los sistemas básicos de la nave. Esta energía proviene de los reactores que utilizan diferentes fuentes para satisfacer las necesidades principales. En otro post de RoleGenerator podrás encontrar más sobre todo ello.

1. Naves Generacionales: Naves coloniales creadas en las primeras etapas espaciales de una especie, donde los viajes tienen velocidades inferiores a la luz y se requiere mucho tiempo para alcanzar otras estrellas. Su tripulación nacerá, vivirá y morirá en el viaje, cuyos hijos continuan pilotando la nave hasta llegar a su destino. Estas naves tienen la esperanza de llegar intactas a otras estrellas y fundar colonias. 

Ejemplo: Toro de Stanford de la NASA.

2. Naves frías: Naves lentas creadas para viajar por las estrellas en un tiempo anterior al descubrimiento de los motores superlumínicos. A diferencia de las naves generacionales, estas naves tienen pasajeros criogenizados y dejan la navegación en manos de la inteligencia artificial de la nave que decide el curso a seguir hasta su destino. Sus paraderos son desconocidos y se duda de que sean capaces de lograr su objetivo a través de las órbitas.

Ejemplo: La nave Avalon de la película Passengers.

3. Naves orgánicas: Es una masa gigantesca de carne capaz de viajar por el espacio. Estos seres son capaces de albergar otras formas de vida en su interior, sirviendo como naves o conformar relaciones simbiontes. Son naves lentas sublumínicas sin motores, que se mueven por el espacio mediante su propio impulso gravitacional, "navegando" por el espacio, a veces a la deriva como las medusas y otras veces de forma consciente como las aves. 

Ejemplo: Bionaves tiránidas de Warhammer 40K.

4. Naves simbiontes y Naves de Metal Viviente: Las naves simbiontes son artefactos biológicos que une seres vivos: huespedes, parásitos y simbiontes entre sí mismos, y sensibles a los portales de salto. Pueden navegar por el espacio-tiempo y no están hechas de metal, si no de material orgánico y exoesqueletos. Las naves de metal viviente son una analogía artificial de alta tecnología que mezcla el metal con seres vivientes microscópicos que actúan como simbiontes. Esto permite autoregenerarse como la materia orgánica a la vez que da acceso a los componentes electrónicos, permitiendo replicar efectos como los deflectores láser, que de forma orgánica únicamente no se podrá. Las naves simbiontes no tienen motores, sino células sensibles a las anomalías espacio-tiempo, mientras que las naves de metal-viviente sí.

Ejemplos: Nave simbionte de Fading Suns o Naves Necronas de Warhammer 40K.

5. Naves de sistema: Son naves futuristas pero sin capacidad de salto, montando motores sublumínicos. Al ahorrar el espacio de las plantas de energía y motores hiperespaciales, estas naves tienen gran capacidad de transporte de pasajeros o mercancías entre planetas cercanos. También son utilizados como naves de defensa planetaria, portando mucho más armamento que el habitual en su tonelaje. Suelen ser en su mayoría plataformas comerciales, estaciones de combustible, plantas de producción o estaciones de observación, ya que invertir en naves que no pueden desplazarse a otras galaxias acaban limitando su utilidad a zonas locales (sistemas solares).

Ejemplos: Escuela de batalla de la saga de libros Ender.

6. Astronaves: Son naves de tamaño medio-grande con capacidad de salto o motores ultralumínicos. Estas naves también suelen contar con propulsores convencionales para maniobrar cuando no estén viajando por el hiperespacio. Son las más comunes para todo tipo de usos: recreo, transporte, piratería, correos, etc. La tecnología con la que alcanzan la velocidad luz o superior depende del autor y hay muchos tipos:  Motores de Salto, Curvatura, Pliegue, Disformes, Lumínicos, de Puente o los más populares, los Motores de Hiperimpulso, que son los utilizados en Star Wars.

Ejemplos: Cazas estelares de Star Wars o la Enterprise de Star Trek.


Tipos de naves espaciales según su uso 

Esta categoría es la más sencilla de todas y suele ser homogénea en la Ciencia Ficción genérica. Por un lado están las Naves Militares y por otro las Naves Civiles. Las naves militares cuentan con fuertes defensas, armamento y sensores para la guerra; por otro lado, las naves civiles pueden ir también armadas, pero no están preparadas para las batallas sino como disuasión frente a criminales. Las naves más comunes son las civiles, ya que esta categoría engloba los cargueros espaciales, transbordadores y yates de recreo.

1. Naves Militares: En todas las películas de ciencia ficción espacial, en algún momento, aparecerán naves especializadas en combate. Esto es un tópico muy frecuente que aporta una nueva dimensión a la historia. Estas son las naves espaciales con fines bélicos, ya sea para brindar apoyo a las fuerzas dentro del marco táctico o para ofrecer medios de reconocimiento, vigilancia, rescate y control a un planeta. Montan computadoras potentes, sensores de batalla, blindajes y escudos energéticos, armamento especializado y motores de última generación. A menos que sean cazas de combate ligeros, todos ellos tienen motores con capacidad de salto.

- Estaciones de batalla y Superarmas (como la Estrella de la Muerte)
- Naves de batalla
- Cruceros de Batalla
- Super Destructores o Cruceros estelares
- Destructores
- Naves de asalto
- Fragatas Espaciales
- Corbetas y Cañoneras
- Naves de Exploración
- Cazas estelares y patrulleros
- Naves Droides
- Naves Sigilosas
- Bombarderos

2. Naves Civiles: Son en su mayoría cargueros de comercio, lanzaderas de transporte o yates interestelares. En las películas son casi todas las naves de exploración en las que los protagonistas llegan a su destino, como en la película Interestellar la Endurance o la Hermes Spacecraft de la película The Martian. Estas naves poseen camarotes, zonas de ocio y sensores básicos para la navegación en el espacio. 

- Naves logísticas
- Transportes y Naves de aterrizaje
- Lanzaderas
- Yates
- Naves mineras
- Naves de correo Exprés
- Naves coloniales

Naves Espaciales de DirkLoechel

Naves Espaciales de DirkLoechel